MAQUILLAJE DE NOVIA PROFESIONAL PASO A PASO

Todo buen maquillador, independientemente de su especialización, se va a encontrar en algún momento de su carrera con la gran responsabilidad de asesorar, maquillar y peinar a una novia el día de su boda. Por eso, en este artículo te contamos al detalle cómo debe ser el maquillaje de novia profesional paso a paso: desde el estudio de la piel y las pruebas de maquillaje hasta la fijación, el sellado y los retoques finales.


Maquillaje en el desfile de Jesús Peiró en BBFW. Imagen: Sara Costa.


En Ikigai Novias somos especialistas en maquillaje para novia, trabajamos en cientos de bodas cada temporada por lo que conocemos muy bien cuáles son sus necesidades, con las dificultades que nos encontramos y cómo conseguir que el trabajo luzca perfecto durante todo el día.


Para lograr este objetivo, es imprescindible seguir unos pasos concretos teniendo siempre en cuenta aspectos como los gustos de la novia, su estilo y sus peticiones concretas. Nuestra apuesta por la personalización y el maquillaje nupcial a medida ha demostrado que es el camino correcto para la satisfacción de las clientas. Te dejamos con los 8 pasos esenciales del maquillaje de novia profesional.

1. Conocer el tipo de piel


Antes de cualquier otro paso, en el maquillaje de novia profesional es imprescindible analizar su tipo de piel desde el primer momento: si es grasa, seca, sensible, mixta, si tiene imperfecciones, acné, ojeras... Así podremos asesorar sobre los cuidados de la piel antes de la boda y elegir los productos más adecuados.

2. Pruebas de maquillaje

Tras recabar la máxima información y escuchar a la novia (esencial para ajustar el maquillaje a lo que ella desea y que se sienta a gusto) es el momento de realizar las pruebas de maquillaje. Este paso es básico y todos los maquilladores de novia profesionales lo incluimos en nuestros servicios para probar diferentes looks, ver qué colores les sientan mejor, etc.

3.Hidratar y preparar el rostro

El día de la boda hay que preparar el rostro para que reciba bien el maquillaje, se integre con la piel, se difumine correctamente y no se cuartee con el paso de las horas, las lágrimas, el sudor, los abrazos... Para ello dos claves: hidratación y prebase.

La hidratación se realiza con el rostro totalmente limpio y la prebase o primer se aplica en todo la cara incluyendo los párpados para fijar bien las sombras.



4. Elegir la base de maquillaje adecuada

La base de maquillaje es, como su nombre indica, la base sobre la que se asentarán el resto de productos y , por ello, tiene que ser minuciosamente elegida. Resulta importante su textura, más densa o fluida dependiendo del tipo de piel y del efecto que queremos causar. Por ejemplo, para una novia con piel grasa, lo adecuado es una base oil free y sellarla con polvos para evitar brillos mientras que para pieles más maduras se puede escoger una base de efecto lifting fluida y de cobertura media. El tono -que debe ser lo más natural posible- también es totalmente esencial para que el rostro tenga un aspecto uniforme.

5. Aplicar correctores

Correctores de color para zonas oscuras, amarillentas o rojeces, correctores de imperfecciones y productos antiojeras se pueden aplicar antes o después de la base. Aunque hay unos pasos a seguir, es cierto que en el maquillaje de novia profesional prima la experiencia de cada maquillador. En cualquier caso, estos tienen que ser sutiles y muy ajustados a las necesidades concretas de la piel. No abusar del producto es uno de los mejores consejos que podemos dar.




6. Contouring

No todas las novias quieren un trabajo de contouring para la boda ya que implica añadir más capas de producto (y muchas no están acostumbradas). Pero si llega el caso, hay que saber dónde y cómo añadir los puntos de luz para suavizar facciones y crear ángulos bonitos que favorezcan la forma del rostro. Para rematar el trabajo se puede sellar con polvos.

El peinado de novia puede ser un gran aliado para trabajar en conjunto y así crear un look en el que nada desentone.

7. Ojos y labios

Como comentábamos antes, es posible que el profesional haya maquillado los ojos en uno de los primeros pasos ya que así se evita que caiga producto en los pómulos y emborrone el resto del maquillaje. Si no es así, es el momento de añadir las sombras, el eyeliner y de trabajar las pestañas o aplicar pestañas postizas si es necesario.




Los labios y las cejas sí que deben ser uno de los últimos pasos del maquillaje de novia profesional. Como consejo importante hay que resaltar que la mayoría de los productos deben ser permanentes o semipermanentes así como resistentes al agua. Recordemos que tienen que durar muchas horas y estar en perfecto estado para las fotos.

8. Sellar el maquillaje de novia profesional

Para terminar, se debe fijar el maquillaje de novia profesional con un spray fijador que mantenga cada elemento en su sitio el mayor tiempo posible.


Como buenos profesionales debemos aconsejar a la novia, a la madre o alguna amiga sobre cómo ir retocando el maquillaje para que siempre esté en condiciones. Podemos explicar cómo controlar los brillos, cómo actuar en el caso de pequeños “desastres” o cómo retocar los labios tras comer y beber. Pensar en que las novias queden contentas con su look y se vean guapas en todo momento es el objetivo del maquillaje de novia profesional.

Si tienes alguna duda o buscas maquilladores de novia a domicilio, en Ikigai Novias estaremos encantadxs de atenderte, ¡escríbenos!

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo